Presentamos tu declaración de la renta por 69,90€

Tu asesor fiscal personal se encarga de todo y tú lo apruebas en un clic. ¡Superfácil!  Saber más

Presentamos tu declaración de la renta por 69,90€

¿Dos pagadores en la renta? Así se hace

  • Léelo en 4 min
  • Guía actualizada el 14/06/2023

¿Te has cambiado de trabajo y te da cosita que venga Hacienda y te cruja en la declaración de la renta por tener dos pagadores? Te contamos qué significa tener varios pagadores y tooodo lo que tienes que saber para hacer una declaración de la renta perfecta cuando es el caso. Además, desmontamos mitos y respondemos preguntas frecuentes sobre el tema para que solamente tengas que preocuparte de facturar sin parar.🤑

Varios pagadores y Hacienda: ¿cambia la declaración de la renta?

A veces, la vida te sonríe y pone en tu camino nuevas oportunidades laborales con mejores condiciones o un segundo trabajo que puedes compaginar para sacarte un sobresueldo y comprarte ese capricho que llevas años pidiendo por Navidad sin que nadie te haga caso.

Esta situación parece ser idílica, y generalmente lo es, pero ten en cuenta que al cambiar de trabajo, tu declaración de la renta también cambia: ahora tienes dos pagadores diferentes. En cualquier caso, no te creas todo lo que se dice por ahí. La Agencia Tributaria no te va a castigar por tener varios pagadores en un año. Eso sí, no te despistes porque la forma en la que tributas varía y, también, los mínimos que Hacienda te pide para declarar esos ingresos.

¿En qué casos hay dos o más pagadores?

Tienes varios pagadores cuando tienes ingresos de dos (o más) fuentes diferentes. Esto puede darse simultánea o sucesivamente en el tiempo, es decir, puedes cobrar primero de una fuente y después de otra, o puedes cobrar a la vez de ambas. ¿Y cómo sé si he tenido varios pagadores? Si has trabajado para dos o más empresas con CIF diferente en un mismo año, no lo dudes: has tenido, como poco, dos. En estos casos, cada empresa cuenta como un pagador diferente.

Ten en cuenta, además, que en este mismo saco entra el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), y que si has recibido la prestación por desempleo (el paro), la jubilación, un ERTE o un Fondo de Garantía Social, también habrás tenido varios pagadores porque, sí, el ente público es un pagador.

Lo mismo con distintas palabras: ¡el Estado también cuenta como pagador! (que ironía que tengas que pagar impuestos por ayudas que vienen, precisamente, de los impuestos).

Por ejemplo, Susana ha trabajado de enero a septiembre en una clínica dental, pero debido a un recorte en su empresa decidieron prescindir de sus servicios (ella no está triste, ahora puede mudarse a la montaña). Susana ha pedido el paro, y lo cobrará a partir de octubre. Por los meses trabajados ha ingresado 16.500€, y con el paro obtiene ingresos por valor de 1.400€, de octubre a diciembre. ¿Está obligada a hacer la declaración de este año? La respuesta es fácil: ha tenido dos pagadores, la clínica y el subsidio por desempleo, pero como su segundo pagador no llega al mínimo de 1.500€, no hace falta que haga la declaración de la renta. ¡Vete al monte, Susana, y olvídate de rollos!

¿Lo sabías?

Quizás todavía no te has enterado, pero hay una forma más sencilla de hacer tu declaración de la renta… ¡que te la hagamos nosotros! En TaxScouts te liberamos de todo tu papeleo para que no tengas que preocuparte de nada.

¿Hay que hacer siempre la declaración cuando tengo dos pagadores?

Entonces, ¿al tener dos pagadores hay que hacer obligatoriamente la declaración? Hay diferentes situaciones. No siempre que tengas dos o más pagadores estás obligado a hacer la renta, pero sí tienes que tener en cuenta los requisitos mínimos que pide Hacienda.

Según la Agencia Tributaria, estás obligado a hacer la declaración de la renta si tus ingresos anuales están entre los 14.000€ y los 22.000€, y siempre que hayas cobrado más de 1.500€ al año por parte del segundo pagador. Si has cobrado menos, te libras (de momento). Si has cobrado más, ya sabes lo que toca. Entonces, la cosa quedaría tal que así:

  • Si tus ingresos son inferiores a 14.000€ anuales, no estás obligado a hacer la declaración. Ni tú ni nadie, vaya. 
  • Si ingresas más de 14.000€ anuales con tu primer pagador, pero no más de 1.500€ con el segundo, no tienes que hacer la declaración (a no ser que llegues al mínimo de 22.000€).
  • Si tus ingresos anuales superan los 22.000€ es obligatorio hacer la declaración de la renta, tengas los pagadores que tengas.

Esteban trabaja como camarero en una cafetería de lunes a viernes. Con este trabajo gana 16.000€ al año. El año pasado decidió buscar un segundo empleo y ganar un poco más de dinerito para sus vacaciones. Depende de ese trabajo que esté obligado, o no, a hacer la declaración. Vamos a hacer números:

  • Si decide trabajar 10 meses en la cocina de un restaurante durante los fines de semana, obtendría ingresos por valor de 5.000€ anuales. Con esto llega al mínimo de 14.000€ y supera los 1.500€ con el segundo pagador, por lo que sí tiene que hacer la declaración. ¡No hay bien que por mal no venga! ¿O era al revés? 
  • Si, por otro lado, prefiere tener más tiempo libre y reduce su carga de trabajo, obtendría ingresos por 1.200€, con los que pese superar los 14.000€ de mínimo, no supera los 1.500€ de ingresos con su segundo pagador. Esteban se ha librado de hacer la declaración y podrá irse de vacaciones a la playa sin preocuparse de la renta.

A pagar o a devolver: ¿cómo afecta esta situación al resultado?

Lo más frecuente cuando se tienen ingresos de dos pagadores es que cada uno aplique una retención del IRPF diferente en tu nómina. Esto puede generar desajustes y tener consecuencias nefastas en tu declaración… 

Quizá estamos exagerando un poco, pero recuerda que si la segunda empresa te aplica un porcentaje de retención del IRPF demasiado bajo (que es lo que suelen hacer), seguramente te salga la declaración a pagar, y tendrás que abonar a Hacienda todo lo que no te han retenido antes en tus nóminas mensuales. ¿Cómo lo soluciono? Easy: pide a tu empresa que te suba el tipo de retención en la nómina. Así compensarás este desajuste y no te pillarán por sorpresa en la declaración de la renta, tengas los pagadores que tengas.

Ahora que te has leído todo esto, ya sabes cómo sortear el marrón cuando tengas varios pagadores. Revisa siempre cuánto te retiene cada uno y ve ajustando la cantidad para evitar malos ratos después. Además, puedes recurrir a un asesor fiscal de particulares para que te dé más consejos de los buenos. Si también contratas el Pack Renta de TaxScouts, te presentará la declaración de la renta online con todas las deducciones posibles.

Presenta tu renta con un asesor personal

Sí, sí, como lo lees. Un crack de los impuestos se encarga de todo para que no tengas que preocuparte. ¡Superfácil!

Persona se registra en TaxScouts
Un hombre revisa las novedades sobre impuestos

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category