Gestoría online para autónomos por 39,90€ al mes

Te damos de alta, presentamos impuestos y hacemos los trámites por ti  Regístrate ahora

Gestoría online para autónomos por 39,90€ al mes

Autónomo o SL: ¿qué es más rentable?

  • Léelo en 9 min
  • 13/10/2023
Autonomo o SL: qué es más rentable

Llevas un tiempo con una idea de negocio, empiezas a darle forma y, de pronto, te encuentras con que lo único que quieres es sacarlo adelante. Emprender es muy emocionante, lo sabemos. Pero para empezar con buen pie no basta con la idea. Tienes que hacer un poco de research para ver cómo lo configuras. En este punto es cuando te haces la pregunta: ¿es mejor ser autónomo o empresa?, ¿autónomo o S.L? ¿Es lo mismo? 

En este artículo te ayudamos a entenderlo todo bien. ¿Vamos?

Persona física y persona jurídica en pocas palabras

La principal diferencia que hay entre un autónomo y una empresa es que los autónomos son personas físicas, mientras que las sociedades son personas jurídicas

Personas físicas somos todos, gente de carne y hueso, desde que nacemos hasta que nos morimos. Al nacer adquirimos una serie de derechos humanos y, con la mayoría de edad, una serie de obligaciones o deberes legales como personas físicas. Entre estas últimas, está cotizar por la riqueza que generamos, y aquí entra el IRPF, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al que ya estarás más que acostumbrado, querido autónomo. También sabrás que aunque como persona física respondes a tus obligaciones con tu patrimonio personal, los trámites, gestiones y requisitos a los que tienes que hacer frente son más ligeritos que los que se le exigen a una empresa. No está mal.

Por el contrario, las empresas, personas jurídicas, son instituciones formadas por una o más personas físicas que crean una entidad con un objetivo económico o social. Estas entidades tienen una personalidad independiente de la de sus fundadores y, por lo tanto, las obligaciones contraídas recaen sobre la empresa creada y no sobre el emprendedor. 

Sí, estas definiciones son algo generales, pero ya mismo lo completamos viendo las diferencias más en profundidad.

Un inciso antes de seguir: la cosa no es tan sencilla como decidir entre ser autónomo o sociedad. Si te decantas por constituir tu propia empresa, tendrás que darte de alta como autónomo societario. Es decir, que en realidad, la cuestión es más bien si darse de alta como autónomo normal o como autónomo societario, pero sea como sea nadie te va a librar del alta de autónomos.

¿Qué diferencias hay entre ser autónomo y crear una sociedad?

1. El coste para empezar el negocio

Importante. Hay una gran diferencia de coste entre ser autónomo y crear una sociedad.

Hacerse autónomo es totalmente gratuito porque darse de alta en la Seguridad Social y Hacienda no cuesta nada. En cambio, montar una empresa tiene costes asociados y, generalmente, necesitarás aportar un capital inicial.

Vamos primero con los gastos de las sociedades. Aunque las cantidades varían entre los diferentes tipos de entidades, siempre tendrás que poner dinero para los gastos notariales, el registro mercantil, etc.

Con respecto al capital inicial, si vas a formar una Sociedad Anónima (S.A), tendrás que poner un mínimo de 60.000€ de capital en el momento de la constitución. Sin embargo, otras formas de sociedades requieren menos inversión inicial. Es el caso de las Sociedades Limitadas (S.L), por ejemplo. Para formar una de estas, antes tenías que poner un mínimo de 3.000€ al inicio, pero ahora esta cantidad se ha reducido a la friolera de 1 euro. Eso sí, los gastos de registro que mencionábamos en el párrafo anterior siguen vigentes.

Oye, oye 👂

¿Sabes que podemos ayudarte? Sí, somos una gestoría online para autónomos, y si decides emprender de esta forma podemos ofrecerte una larga lista de servicios que te van a simplificar mucho la vida. Si lo que buscas es crear una sociedad, también podemos echarte una mano. ¡Contacta con nuestro equipo de soporte y pregunta por este servicio!

Futura emprendedora intenta decidir si se hace autónoma o si funda una SL

2. Responsabilidad limitada e ilimitada

¿Responsabilidad limitada o ilimitada? Las diferencias entre una y otra son grandes, así que te contamos.

Tener responsabilidad limitada en una sociedad supone poner un tope a las deudas a las que harás frente como socio de dicha empresa. Si creas una sociedad con responsabilidad limitada, solo responderás de las deudas de la sociedad hasta alcanzar la cifra que hayas aportado inicialmente. Nunca jamás responderás con con tu patrimonio personal. 

La responsabilidad ilimitada es justo lo contrario: respondes básicamente con todo. Da igual cómo pagues las deudas, si es con tu casa, tu coche o la herencia de tu tía Paca. Si te endeudas y tu responsabilidad es ilimitada, respondes con tu patrimonio propio. Es lo que les pasa a los autónomos personas físicas.

Sin embargo, ojo, importante, los autónomos pueden enviar una instancia al Registro Mercantil y configurarse como Emprendedores de Responsabilidad Limitada. Por 64 euritos (bonificados), seguirás siendo autónomo, pero te beneficiarás de una de las ventajas de la responsabilidad limitada sin necesidad de constituir una sociedad. De estos 64 euros, 40 irán para el Registro Mercantil y 24 para el Registro de la propiedad. Una vez registrado, seguirás respondiendo con todo tu patrimonio, sí, PERO tu vivienda habitual no podrá ser embargada. Cuidado porque el valor de la vivienda no puede superar los 300.000 euros.

En TaxScouts, por supuesto, te podemos ayudar con esto (¡y con todo lo demás!).

 3. La dificultad de los trámites

Esto de los trámites siempre es trabajoso, aunque la dificultad varía según el tipo de negocio que montes.

  • Si eres autónomo, tus trámites serán más simples y rápidos. Además, darte de alta como autónomo es gratis. En un par de días lo puedes tener todo rematado, sobre todo si un asesor fiscal se encarga de ello.
  • Por otra parte, si decides constituir una sociedad de cualquier tipo, tus trámites llevarán más tiempo. Por ejemplo, crear una sociedad limitada puede llevarte entre 5-30 días y costarte 400€. Ten en cuenta  que necesitas pensar un nombre para tu empresa y registrarlo, firmar la escritura ante notario, pedir el NIF y realizar la inscripción en el Registro Mercantil.

Spoiler: llevar la contabilidad con orden también puede ser una misión

Aunque no imposible. Como asesoría fiscal, tratamos este tema muy a fondo todo los días y gracias a nuestros años de experiencia somos los mejores. Si eres autónomo y te suscribes al Pack Pro, podrás disfrutar de nuestro programa de contabilidad. Tendrás un asesor fiscal personal al que le podrás preguntar todas las dudas que tengas.

4. La diferencia en contabilidad

Ya que acabamos de mencionar la contabilidad, ¡seguimos con ella! Lo principal, es que, en este caso, la tendencia es la misma que con los trámites: la contabilidad es más simple para autónomos y más complicada para sociedades. Va así:

  • Todos los autónomos tienen que declarar sus modelos trimestralmente y pagar el IVA y el IRPF. Además, les toca llevar al día algún libro contable que otro, según el tipo de autónomo que hayan indicado que son en el modelo 036 de Hacienda.
Libros contables que debe llevar al día cada tipo de autónomo
  • En cambio, la responsabilidad contable de las sociedades es mucho mayor (y más compleja). Para empezar, las empresas deben pagar IVA y el Impuesto de Sociedades (IS), en vez del IRPF. Además, la mayoría de las empresas debe llevar al día más libros contables obligatorios. Estos son:
    • El libro diario, que detalla las operaciones que realiza la empresa en el día a día.
    • El libro de inventarios y cuentas anuales, que funciona como un resumen anual de las operaciones de la empresa. Reúne el balance al principio del año y al final, un inventario de cierre del año, los ingresos, gastos y beneficio anual, la variación del patrimonio y un resumen de las cuentas bancarias de la empresa y su saldo.
    • Un libro de actas que resuma las reuniones de los socios de la empresa (con su fecha, los socios que asisten a las reuniones, los asuntos discutidos y sus resoluciones y la aprobación del acta, que valida las resoluciones).
    • Otro libro de registro de socios, que recoge quienes son los socios y los fundadores de la empresa, las compraventas de acciones de la misma y los valores y derechos que otorgan dichas acciones.

Acuérdate además de que, si tienes una sociedad, a parte de la contabilidad de la propia empresa también tendrás que presentar tu propia contabilidad de autónomo societario en Hacienda, es decir, que la burocracia se duplica.

4. Autónomo o empresa: los beneficios

Vamos a acabar con algo más nice, que no es todo fuego y destrucción. Ambos tipos de negocios ofrecen varias ventajas de las buenas. Solo tendrás que ver cuáles de estas te convienen más.

  • Los autónomos pueden acceder a varias ayudas que les benefician sobremanera, como la tarifa plana, la capitalización del desempleo y estas otras 10 ayudas para autónomos. Pero esto no se acaba aquí, porque también pagan menos impuestos cuando tienen pocos ingresos (ya que el IRPF es progresivo) y sus gastos de gestoría son menores.
  • ¿Y las sociedades? Bueno, pues tienen mucha más facilidad para financiarse (por ejemplo, pidiendo un préstamo) y pagan menos impuestos cuando tienen unos ingresos altos. Esto es porque el Impuesto de Sociedades es un impuesto fijo: siempre se paga el 25% sobre la base imponible. Si eres autónomo societario, podrás desgravarte tu propio sueldo como un gasto empresarial y tienes derecho a la tarifa plana.
Autónoma o SL, se pregunta esta mujer

Los principales tipos de sociedades

Ahora ya sabes las principales diferencias entre los autónomos y las sociedades, pero no los diferentes tipos de sociedad que existen. Les echamos un vistazo.

Sociedad limitada (SL)

¿Autónomo o SL? Esta es la pregunta que tú y muchos otros os hacéis. Las sociedades limitadas están muy bien porque, en caso de deuda, no perderás más dinero del que hayas invertido. Efectivamente, como su nombre indica, la  responsabilidad es limitada en este tipo de sociedades. Estas son el resto de sus características:

  • No necesitas a nadie más para montar la empresa, o sea, que tú solo te bastas para constituir una sociedad limitada unipersonal. 
  • Solo necesitas 1€ de inversión inicial. Antes este requisito era de 3.000€, pero en 2023 solo necesitas el equivalente a ese caprichito de AliExpress o una barra de pan decente.
  • Tiene unos trámites (relativamente) sencillos. Son muy parecidos a los de un autónomo 😉.

Autónomo o sociedad, esa es la cuestión

Cada persona tiene una situación diferente, y seguro que más o menos ya vas viendo qué te conviene más. Si quieres darte de alta de autónomo, dale al botoncito de debajo y regístrate. Si lo que quieres es crear una sociedad, podemos ayudarte también, solo contacta con nuestro equipo de soporte y pregunta por este servicio 😄.

Dos personas miran los papeles para crear una SL

Sociedad anónima (SA)

Todas las empresas gigantes que conoces, como Inditex o Mercadona, son sociedades anónimas, que es el formato de todas las empresas que necesitan sacar acciones para financiarse. Estas también tienen responsabilidad limitada.

Si planeas crear una de estas y convertirte en un magnate, necesitarás una inversión mínima de 60.000€. Además, tendrás que poner, como mínimo, un 25% del capital para que la sociedad esté a tu nombre.

Comunidad de bienes (CB)

Este tipo de sociedad es la forma más sencilla de asociación entre personas físicas que quieren crear un negocio en común. Se crea cuando un par de autónomos (o más) deciden empezar a trabajar juntos, dividiéndose los ingresos como ellos establezcan en su contrato.

Lo mejor de la comunidad de bienes es que no requiere ninguna inversión mínima inicial. Tampoco hace falta inscribirla en el Registro Mercantil y se tributa por IRPF. Lo malo es que se necesita un mínimo de dos personas y la responsabilidad de las mismas es ilimitada. Si el negocio va mal, habrá que poner la casa y el coche.

Bonus track: Emprendedor de responsabilidad limitada (ERL)

Ya te hemos contado antes, pero desarrollamos porque esto seguramente te interesa. Este formato lo introdujo la Ley de Emprendedores y reúne en sí todo lo bueno de las SL con personalidad jurídica y todo lo bueno de los autónomos, personas físicas. 

Una ERL se beneficia de la responsabilidad limitada en ciertos aspectos. ¿El más importante? El de la vivienda habitual. Es decir, nunca responderás con tu casa para saldar tus deudas.

¿Pero entonces no es lo mismo que una SL? Pues no, porque solo puedes proteger:

  • tu vivienda habitual si cuesta menos de 300.000€ o menos de 400.000€, si la casa está en una ciudad de más de 1.000.000 de personas
  • los bienes necesarios para tu trabajo. 

Ya sabes, si quieres convertirte en una ERL, debes de comunicárselo Registro Mercantil, pagar tus 64 euros y certificar que no tienes una deuda pública y que no has cometido fraude. Te gustará saber que, inscripción aparte, el resto de trámites son iguales que los de un autónomo.

¿Qué es más rentable: ser autónomo o sociedad?

Ahora que eres experto en este tema, puedes contestar a la pregunta por tu cuenta. Efectivamente, la respuesta es depende. Deberás elegir la forma que más te convenga, según el negocio que quieras montar. Aunque, ¡atención!, hay ciertos casos en los que una cosa es mejor que la otra. Allá van:

  • Crear una sociedad es mejor si:
    • Crees que vas a ingresar bastante dinero.
    • Quieres crear un negocio conjunto con otros emprendedores.
    • Esperas contratar a varias personas como empleados.
    • Necesitas una gran inversión para empezar tu negocio o crees que necesitarás pedir un préstamo.
    • Prefieres salvaguardar tu patrimonio personal tanto como sea posible.
  • Ser autónomo es más rentable si:
    • Es tu primer negocio y no quieres morir enterrado en papeleo.
    • No necesitas una gran inversión para llevar a cabo tu proyecto.
    • No esperas tener unos ingresos millonarios.
    • Estás dispuesto a jugártela con tu patrimonio personal.

Además, como ya supondrá, los autónomos pagan mucho menos a sus gestorías, ya que la gestión de sus trámites es más sencilla que la de las sociedades.

¿Ya te has decidido?

Si has optado por ser autónomo y quieres que una gestoría online especializada en autónomos te ayude, podemos:

1) Presentar tus declaraciones de impuestos, incluida la renta.
2) Aconsejarte para que le saques el máximo partido a tu situación.
3) Asegurarte que gestionar tus cuentas será superfácil, gracias a nuestros programas de facturación y contabilidad.

Si has optado por crear una sociedad, contacta con nuestro equipo de soporte
y pregunta por este servicio. 

Todo lo que necesitas por un precio fijo

¡Autónomo! Nos encargamos de todo para que tú no te preocupes por nada. Además, tu asesor personal resolverá todas tus dudas en menos de 24 horas.

Persona se registra en TaxScouts
Un hombre revisa las novedades sobre impuestos

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category